martes, 9 de noviembre de 2010

PASOS FUNDAMENTALES PARA LOS PRIMEROS AUXILIOS

LA NECESIDAD
la necesidad de conocer fundamentos de los primeros auxilios es muy importante por lo contrario encontraras elementos de gran importancia que podrían ser de mucha utilidad en caso de una emergencia.

PROBLEMA EXISTENTE
para mucha gente es desconocida la actividad de los primeros auxilios y por este motivo es que en muchos desastres donde nos encontramos no es muy difícil reaccionar de forma adecuada a estos casos, muchas de las veces esto nos puede costar la vida de los demás y hasta la misma.

EL RECURSO NO APROVECHADO
es el mas inutilizado por los que deberían ser los beneficiados, encontramos muchos recursos para saber primeros auxilios en conceptos llamados básicos puesto que encontramos inducciones en la cruz roja, en el distrito, Internet,libros etc.. 

INTRODUCCIÓN
este trabajo es realizado para que las personas puedan tener un conocimiento del tema por que puede ser muy útil en un desastre

QUE SON LOS PRIMEROS AUXILIOS
Los primeros auxilios, son medidas terapéuticas urgentes que se aplican a las víctimas de accidentes o enfermedades repentinas hasta disponer de tratamiento especializado. El propósito de los primeros auxilios es aliviar el dolor y la ansiedad del herido o enfermo y evitar el agravamiento de su estado. En casos extremos son necesarios para evitar la muerte hasta que se consigue asistencia médica.
Los primeros auxilios varían según las necesidades de la víctima y según los conocimientos del socorrista. Saber lo que no se debe hacer es tan importante como saber qué hacer, porque una medida terapéutica mal aplicada puede producir complicaciones graves.



OBJETIVOS DE LOS PRIMEROS AUXILIOS
a) conservar la vida
b) evitar complicaciones físicas y psicológicas
c) ayudar a la recuperación
d) asegurar el traslado de los accidentados a un centro asistencial 


ANTE UNA QUEMADURA



Una quemadura puede ser dolorosa o no, dependiendo de su grado. El grado de una quemadura está determinado por su ubicación en el cuerpo y el número de capas de la piel afectadas. Las quemaduras pueden ser ocasionadas por el calor, la electricidad, productos químicos o radiación. La primera reacción a una quemadura debe ser detener la fuente de calor o romper el contacto entre la fuente de calor y la piel. El cuerpo retiene el calor y continúa quemándose hasta que se enfríe la piel. En muchos casos puede enfriarse la quemadura con agua. A no ser que lo recomiende un profesional médico, nunca use mantequilla ni otros ungüentos, ya que éstos sellan la quemadura en el calor y pueden ocasionar infecciones. Si se forman ampollas, éstas no deben romperse porque protegen la quemadura contra las infecciones.
Para quemaduras ocasionadas por el calor, enjuague la quemadura (sin frotarla) o sumerja el área afectada en agua fresca hasta que desaparezca el dolor. Con un paño estéril, dé palmaditas al área quemada para secarla y después cúbrala. Para accidentes que involucren quemaduras con líquidos calientes, quite la ropa mojada o coloque a la víctima en un baño de agua o bajo una regadera. Si se incendia la ropa, apáguela tirando a la víctima al suelo y haciéndola rodar. Nunca tire de la ropa si está pegada a la quemadura.
En casos de quemaduras eléctricas, apague la energía eléctrica en la fuente. No toque a la víctima hasta que se haya apagado la corriente. Evite entrar en contacto con la electricidad mientras saca del sitio a la víctima. Asegúrese de que la víctima esté respirando y tenga un pulso regular. Atienda a la víctima contra el shock y asegúrese de que reciba atención médica. Revise los lugares en que el cuerpo de la víctima hizo contacto con la electricidad. Trate las quemaduras ligeras con agua fresca y lleve a la víctima a que reciba atención médica.
Con las quemaduras por productos químicos, ubique el recipiente del producto y observe las instrucciones de la etiqueta del mismo para casos de emergencia. Consulte las Hojas de Datos de Seguridad de Materiales (MSDS, por sus siglas en inglés) o llame a un centro de control de envenenamiento. Elimine cualquier ropa contaminada. Si los ojos han sido afectados, enjuáguelos durante 30 minutos. En el caso de ácidos, lave inmediatamente el área afectada durante 15 a 20 minutos. Para productos químicos secos, quite el producto de la piel con una brocha o cepillo y luego lave el área afectada durante 15 a 20 minutos. Asegúrese de que la víctima reciba atención médica.
La severidad de la quemadura puede no ser obvia hasta que hayan transcurrido 24 horas, y puede infectarse si no se ha tratado correctamente. Siempre haga que la víctima reciba atención médica en los siguiente casos:
  • Si muestra síntomas de shock
  • Si tiene quemaduras en la cabeza o el cuello, o si tiene dificultad al respirar
  • Si tiene quemaduras en las manos, los pies o la ingle (en cuyo caso es más probable que haya lesiones a los músculos o ligamentos)
  • Si se presentan quemaduras de segundo o tercer grado
  • Si la víctima tiene más de 60 años o menos de 5
Antes de que suceda un accidente se debe conocer la ubicación del botiquín de primeros auxilios, el teléfono y el centro médico más cercanos. Las quemaduras pueden ser dolorosas y ocasionar daños irreparables en sólo segundos. Es imprescindible que usted responda correctamente y obtenga auxilio médico lo más rápido posible.
 HEMORRAGIA

La hemorragia es la salida de sangre fuera de su normal continente que es el sistema cardiovascular. Es una situación que provoca una pérdida de sangre, la cual, puede ser interna (cuando la sangre gotea desde los vasos sanguíneos en el interior del cuerpo); por un orificio natural del cuerpo (como la vagina, boca o recto); o externa, a través de una ruptura de la piel.

EL BOTIQUÍN
BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS
El botiquín es un recurso básico para las personas que atienden, en un primer momento, a una víctima de una enfermedad o accidente. Debe existir un botiquín en cada hogar y en todo sitio en donde haya concentración de gente.
Para evitar que se alteren los medicamentos, se debe procurar que los envases estén bien cerrados y guardados en sitio fresco, seco y oscuro. Se deben desechar los medicamentos caducados y los que hayan cambiado de aspecto. Se deben desechar, una vez abiertos, los colirios, soluciones para el lavado de ojos, jarabes para resfriados, pomadas y gotas para la nariz.
El botiquín no ha de tener cerradura y se debe colocar fuera del alcance de los niños.
Es aconsejable que todo esté ordenado y etiquetado y que se incluya en él una lista de los teléfonos de urgencia de la zona.
CONTENIDO:
ANTISÉPTICOS
Son sustancias que se utilizan para prevenir la infección, evitando que los gérmenes penetren por la herida.
  • Jabón de barra o líquido, para el lavado de manos, heridas y material de curación.
  • Suero fisiológico: se utiliza para lavar heridas y quemaduras. También se puede usar como descongestionante nasal y para lavados oculares.
  • Alcohol etílico al 96º: se usa para desinfectar el material de cura, termómetros etc. También se usa para desinfectar la piel antes de una inyección. Se desaconseja el uso sobre las heridas ya que irrita mucho los tejidos.
  • Clorhexidina: útil en la desinfección de heridas y quemaduras. No debe aplicarse a personas que presentan hipersensibilidad
  • Yodopovidona: es el antiséptico más utilizado, se presenta como solución, pomada y jabón. Se usa para la limpieza y desinfección de las heridas. Puede producir reacción alérgica en aquellas personas con antecedentes de alergia al yodo.
MATERIAL DE CURACIÓN:
Se usa para controlar hemorragias, limpiar heridas y cubrir heridas o quemaduras.
  • Gasas: se presentan en paquetes estériles (5 x 5 cm. ó 10 x 10 cm.). Se utilizan para cubrir las heridas o detener hemorragias.
  • Apósitos: almohadillas de gasas que vienen en distintos tamaños, sirven para cubrir la lesión una vez desinfectada. Existen apósitos para los ojos que tienen una forma especial.
  • Vendas: debe haber vendas de distintos tamaños. Se usan para vendaje de las extremidades y también para mantener los apósitos sobre las heridas.
  • Esparadrapo: útil para fijar las vendas y los apósitos. Existen esparadrapos hipoalérgicos para las personas sensibles.
FÁRMACOS (previa consulta al médico)
  • Analgésicos-Antitérmicos: sirven para controlar el dolor y bajar la fiebre. Los más usados son la aspirina y el paracetamol.
  • Anti inflamatorios tópicos: se usan para contusiones deportivas y caídas.
  • crema para quemaduras: se usa en las quemaduras de primer grado
  • Crema para picaduras: para calmar los síntomas de la picadura. Si una persona es alérgica deberá acudir al centro médico más cercano.
  • Sobres de suero oral: útil los casos de diarreas intensas, para evitar las posibles complicaciones. También son útiles en los caos de quemaduras graves o hemorragias o ante cualquier situación con riesgo de deshidratación
Elementos adicionales: guantes desechases, pinzas, tijeras, termómetro, jeringas y agujas desechables, tiritas
LOS SIGNOS VITALES
Hay cuatro signos vitales que están estandarizados en la mayoría de establecimientos médicos:
  1. Temperatura Corporal
  2. Pulso (o frecuencia cardíaca)
  3. Presión arterial
  4. Frecuencia respiratoria
El equipo necesario es un termómetro, un esfigmomanómetro, y un reloj.
Aunque el pulso frecuentemente puede ser tomado a mano, se puede requerir un estetoscopio para un paciente con un pulso débil.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada